Laparoscopia

La laparoscopia es una técnica de cirugía mínimamente invasiva que evita muchas de las complicaciones de la cirugía abierta convencional y que se realiza a través de mínimas incisiones en la piel. En primer lugar, mediante una incisión de 1 cm de diámetro en el ombligo, se introduce una minúscula cámara para ver los órganos internos. Seguidamente se introduce el fino instrumental de tecnología de punta, a través de varias incisiones más (entre 1 y 3), todas ellas de menos de 1 cm. Esta técnica permite realizar la mayor parte de las intervenciones que hasta hace poco tiempo suponían grandes heridas y cicatrices en el abdomen (Cirugía para el diagnóstico y tratamiento de la infertilidad, cirugía de quistes y tumores de ovarios, endometriosis, miomas, histrectomías totales y subtotales, cirugía de prolapsos, etc.).

Se puede utilizar como procedimiento diagnóstico y también se pueden realizar todas las cirugías para patología benigna y oncológica ginecológica.

El procedimiento está establecido como una técnica segura, siempre que sea realizado por cirujanos laparoscopistas experimentados. Los profesionales de nuestra Unidad de Laparoscopia tienen una extensa formación en hospitales extranjeros de EE.UU. y Europa, de la mano de cirujanos pioneros en esta técnica, y cuentan con una amplia experiencia en cirugía por vía laparoscópica.